Información de contacto

Calle Pollensa, 6, 2ª Planta, Edificio ECU 2, 28290, Las Rozas de Madrid, Madrid

+ (34) 916 49 22 92 icon_widget_image info@medlabmg.com

Javier García: “No sabía nada de Big Data antes de ir al CERN”

Javier García es desarrollador en MMG.

Javier García, desarrollador en MMG, es uno de los jóvenes afortunados que este verano ha podido trabajar en el CERN. Es decir, la Organización Europea para la Investigación Nuclear, donde se encuentra el laboratorio de física de partículas más grande del mundo. Además, este prestigioso centro situado en Suiza desarrolla proyectos en campos como la inteligencia artificial y el Big Data, un área en el que ha trabajado el joven.

Miembro del equipo de Inteligencia Artificial e Investigación de la compañía española, Javier García consiguió una beca dentro del Openlab Summer Student Programme del CERN. Esto le ha permitido trabajar allí durante 9 semanas en un proyecto sobre Big Data. En concreto, sobre evaluación de códecs de compresión de Parquet, un formato de almacenamiento en columnas de código abierto para Hadoop. Este último es un sistema de almacenamiento basado en la distribución de los ficheros en nodos, además de un entorno para la ejecución de aplicaciones en clúster.

La tarea del desarrollador era crear un script capaz de manejar más de 4000 archivos para comprimir cada archivo usando los diferentes códecs que querían poner a prueba. Después, tenía que sacar métricas para hacer la comparación y determinar cuál era el códec más óptimo para Parquet. El objetivo final del proyecto era comparar ese códec con el nuevo que está desarrollando Oracle, empresa patrocinadora de la investigación. García, sin embargo, no llegó a hacer esa comparación, ya que el CERN solo trabaja con código libre y, por tanto, ese trabajo quedaba en manos de la compañía.

9 semanas en el CERN

Lo primero que hizo Javier García al llegar al CERN fue documentarse. Durante 2 semanas, su supervisor le explicó el proyecto y le facilitó la información necesaria para llevarlo a cabo. Las 7 semanas restantes de su estancia las dedicó a desarrollar el proyecto y preparar la presentación final. En paralelo, visitó junto a sus compañeros las instalaciones para conocer el funcionamiento del centro. Asimismo, fueron a las oficinas de varias empresas en Zúrich. Por ejemplo, IBM.

“La verdad es que yo no tenía ni idea de Big Data antes de ir al CERN”, reconoce Javier García, que ha aprendido mucho de su supervisor.

El desarrollador compagina su trabajo a media jornada en MMG con sus estudios de Ingeniería de Software en el Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital U-Tad. Antes, estudió un Ciclo Superior de Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma en el Centro Cultural Salmantino. “Me alegro mucho de haberlo hecho antes de la carrera. Porque no es tan pesado como pueden ser los primeros años de la carrera y porque gracias a eso ahora tengo 2 años de experiencia como programador”, cuenta.

“Si no hubiera estudiado el ciclo formativo, tampoco me hubiera ido al CERN”, admite el joven, para quien su paso por el centro europeo ha sido muy positivo.

“Ha sido una experiencia muy buena por trabajar con la tecnología que tienen, el conocimiento que te ofrecen y las visitas que organizan. Y por lo bien que está organizado todo”, comenta Javier García, seleccionado entre 3000 solicitantes junto a otros 39 jóvenes de distintos paises. Ahora, su objetivo es finalizar sus estudios y poder aplicar los conocimientos adquiridos en Suiza a su trabajo en MMG.